Origen de la situación

Australia vive amenazada por las llamas desde hace más de 4 meses. En agosto de 2019 las condiciones climáticas de sequía, invierno suave y un verano con máximas de temperatura de hasta 48ºC en algunas zonas de Victoria… han promovido un gran número de incendios en toda Australia cuya virulencia no ha hecho más que crecer. Aunque ahora mismo han tenido unos días húmedos que ralentizan el avance de los incendios, están a la espera de una nueva ola de calor.

En Australia son más que frecuentes los incendios, pero la fuerza devastadora con la que los recientes incendios no dan tregua son el fruto de mala gestión de las masas forestales, falta de prevención de incendios en ordenación urbanística y  por supuesto las consecuencias del cambio climático. Os animamos a leer este artículo si queréis más información sobre la relación entre lo sucedido recientemente en Australia y el cambio climático.

Datos significativos

Hasta el momento, científicos valoran los siguientes números:

  • El número de personas fallecidas hasta el momento es de 25 y todavía falta conocer el paradero de las numerosas personas desaparecidas.
  • Los estudios hablan de una superficie afectada de más de 8,3 millones de hectáreas de suelo forestal que han quedado calcinadas.
  • Organizaciones ecologistas cuentan aproximadamente MIL MILLONES de animales muertos.
  • ⅓ de Isla Canguro ya ha sido arrasado por las llamas.

Cómo van los trabajos y cómo colabora la población

Para labores preventivas en Australia existen RFS (Rural Fire Service) que realizan quemas controladas y tratamientos en la interfaz urbano-forestal, pero el año 2019 ha sido extremadamente seco, caluroso y las actividades con el altísimo riesgo de incendio no fueron llevadas a cabo.

En la actualidad hablan de un gran despliegue de medios para poner freno pero el tamaño de la gravedad de los incendios ya es incontrolable y la pérdida de bosque se hace inevitable.

La población se ha ido organizando de diferentes maneras:

  • Algunos grupos de personas injertan ramas verdes en los árboles menos dañados de los bosques quemados.
  • Asociaciones crean crowdfundings para equipar “refugios de fauna”.
  • Los vecinos dan de comer a los canguros que ahora buscan comida entre las urbanizaciones.
  • Artesanos crean bolsas y nidos y los entregan a las asociaciones.
  • La población se une y se manifiesta contra un Gobierno que desprestigia los estudios sobre el cambio climático y les piden auténticas responsabilidades para restaurar la calidad de los ecosistemas destruidos.

España Mediterránea ¿next?

Si a lo largo del texto hemos hablado de: falta de gestión forestal, sequía prolongada, aumento de temperaturas y le sumamos las consecuencias del abandono en que se tiene a las zonas rurales … no parece descabellado que cualquier verano próximo suframos una crisis incendiaria. 

No es la intención de la conclusión de este artículo sembrar alarma, sino sembrar conciencia de la necesidad de prevenir estas situaciones. En nuestro artículo “Incendios forestales en un descuido” publicamos algunos consejos para el manejo del fuego. Aleja los árboles de tu vivienda y de sus accesos, participa en voluntariados de plantación de árboles y restauración del paisaje. Todos podemos poner de nuestra parte.
¿Vives o tienes propiedades en suelo forestal? ¿Dudas sobre creación y mantenimiento de infraestructuras contra incendios en zonas forestales? ¡Contáctanos!

Autor: Cristina García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.