Fase previa

Antes de practicar una actividad en la montaña nevada, debemos prever el riesgo de aludes con la mayor anticipación posible. Es cierto que no solo vale con estudiar a priori  los mapas en relieve y que un examen del estado de la nieve depende de muchos factores puntuales: hora, temperatura, climatología, etc.  De momento, vamos a trabajar este tema desde la anticipación que ayudaría a que nuestro proyecto o actividad tenga el rigor de seguridad que queremos.

En marcha

Cuando nos disponemos a realizar algún trabajo: ya sea un guía que ofrece una ruta invernal, grupos de montaña que organizan actividades, o asociaciones o federaciones que realizan campeonatos… es de suma necesidad que el trazado de los recorridos sea objeto de riguroso estudio.

Así encontramos una buena herramienta en el análisis de riesgo de aludes que el equipo de Ångström Ingeniería ha hecho, visible en una colección de mapas temáticos para la práctica de actividades en el Parque Natural de las  Ubiñas-La Mesa.

Imagen de AvOMap
CONOCIMIENTO

El comportamiento de los aludes puede ser cambiante, pero hay elementos que nos pueden ayudar a predecirlos, o al menos, a marcar determinadas zonas como de riesgo y a las que prestar mayor atención.

Una de las mejores herramientas que tenemos es la acumulación de conocimiento por parte de los usuarios de la montaña. Gracias a la aplicación AvOMap y a la colaboración de los anteriores, se puede lograr un, muy útil,  banco de datos de riesgo de aludes.

El equipo de AmbientalGFM, trabaja con estos medios y ofrece entre sus servicios, el estudio de riesgos de aludes para la práctica de las diferentes actividades.

Autor: Cristina García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.