La Custodia del Territorio

La custodia del territorio, ¿La qué del qué?

La custodia del territorio es un instrumento “novedoso” (incluida en la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad)  con el que personas propietarias y usuarias de tierras se implican en la conservación de la naturaleza y el paisaje.

Esto lo hacen gracias a firmar acuerdos voluntarios con “entidades de custodia” que apoyarán y diseñarán estrategias de conservación y restauración.

Vista del valle de Saliencia. P.N Somiedo (Asturias)

¿Quiénes son las entidades de custodia?

Son organizaciones públicas o privadas, sin ánimo de lucro, que participan activamente en la conservación del patrimonio natural mediante las técnicas recogidas en una estrategia de conservación o de restauración.

En España, una entidad de custodia no tiene una forma jurídica propia. Una asociación, fundación, consorcio, ayuntamiento u otros entes públicos similares pueden actuar como entidad de custodia siempre que lo prevean en sus objetivos.

¿Qué debe perseguir la custodia de un territorio?

Entre otros objetivos atendiendo a la naturaleza y agentes del espacio, pueden ser:

  • Contribuir a la protección de los valores naturales, culturales y del paisaje del territorio donde actúa la entidad de custodia.
  • Proteger un hábitat, un río, una especie, un elemento histórico o un lugar de valor sociocultural.
  • Promover prácticas de buen uso y conservación de los recursos naturales.
  • Dar apoyo y formación a propietarios y gestores del territorio en la planificación, la protección y la gestión.
  • Proporcionar un territorio bien conservado donde se genere desarrollo económico sostenible a largo plazo.

¿Cómo funcionan esas entidades?

Una vez en funcionamiento un acuerdo de custodia, la entidad al cargo habrá de buscar sus propios recursos para gestionar el programa, para adquirir terrenos o derechos sobre los mismos, para organizar actos, actividades para conseguir fondos o reservas y divulgar su actividad, entre otros.

Debe conseguir miembros y apoyo social y de instituciones públicas y privadas, establecer alianzas con otras entidades y asegurar el compromiso de la propiedad.

Puede recibir donaciones de bienes y fincas sin valor de conservación como vía de financiación o adquisición de otros terrenos con valor.

A fin de cumplir la gestión del seguimiento de la custodia, han de mantener un registro documental de todas sus actividades y progresos.

En números…

El 5º Inventario de Iniciativas de Custodia del Territorio, de 2018, expone las siguientes cifras:

  1. El número total de acuerdos de custodia es de 2.487, de los cuales 84 corresponden a entidades cinegéticas. Se han contabilizado 166 entidades con acuerdos de custodia. 
  2. Todos ellos suponen un total de 370.272 ha en superficie terrestre, 308.200 ha de custodia marina y 391.748 ha de custodia cinegética.
  3. En Asturias, tan sólo existe un acuerdo de custodia. La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos tiene firmado un convenio en Onís, con las sociedades de cazadores del oriente de Asturias. En ese acuerdo, las sociedades de cazadores se comprometen a vigilar las buenas prácticas respecto a la fauna silvestre luchando contra el furtivismo, las trampas y el uso de venenos. Así mismo la FCQ asesora a las sociedades de caza en asuntos de gestión ambiental de los cotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.