Alimentación sostenible

El Origen

En nuestra necesidad de alimentarnos, la sostenibilidad con la que obtenemos los recursos es fundamental. La alimentación sostenible aboga por obtener recursos naturales sin dañar los ecosistemas y devolviendo a la tierra los nutrientes que les debemos.

Llevamos demasiados años aprovechándonos de la riqueza de nuestra tierra para sacar de ella alimentos y recursos sin control.

Es importante tomar conciencia de ello. En el simple gesto de comer, encontramos algunas pautas que pueden favorecer increíblemente a nuestro entorno.

Semana de la prevención del residuo

Esta semana (Del 17 al 25 de noviembre) se van a llevar a cabo en la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2018 numerosas actividades de numerosos colectivos. La iniciativa que tiene un ámbito europeo propone la reducción del volumen y de la peligrosidad de nuestros residuos.

Este año el lema de la campaña es “Time to detox!” (¡Hora de desintoxicar!) y hace alusión a esta necesidad de reducir el uso de residuos peligrosos.

El desperdicio de alimentos tiene doble derroche: el moral y el de explotación de recursos. Con simples gestos podemos poner freno. Y si aún aprovechando al máximo nuestra comida, tenemos desperdicios siempre podemos darles otro uso, evitando que acabe amontonado en un vertedero.

La educación

La cultura sostenible es transversal en muchos aspectos de nuestra vida. Es importante que los más pequeños vayan tomando conciencia de la problemática con la que los adultos lidiamos todos los días.

Es clave su formación en esta materia, algún día habrá que pasarles el testigo. Puedes consultar aquí una pequeña muestra para acercar la alimentación sostenible a los más pequeños.

Las pequeñas pautas que podemos incorporar a nuestra rutina diaria pueden lograr un gran cambio en nuestro entorno. Desde AmbientalGFM os animamos a adoptar aquellas medidas que mejor se acoplen a vuestro estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.