Suelos contaminados radiológicamente

El nuevo catálogo de suelos contaminados radiológicamente
SITUACIÓN ACTUAL

No teníamos Catálogo de suelos contaminados, porque no había Inventario válido, porque no teníamos Norma para su elaboración ni se habían realizado estudios completos para su declaración.

Desde la famosa/secreta Operación Tajo, es notable el desconocimiento que se tiene de la cantidad de terrenos que fueron contaminados.

Desde hace años  agricultores, asociaciones ecologistas y otros grupos de acción llevan denunciando la inactividad administrativa en la gestión de esta peligrosa materia.

En Asturias, entre la industria minera y siderúrgica sabemos también un poquito de esto. Numerosos terrenos son explotados para pastos o cultivos estando invadidos de contaminantes como el cadmio, arsénico o zinc. Todo esto sin entrar en detalles de la fracción de ellos que pasa a los cursos de agua o a la cadena trófica.

NORMATIVA

Desde 2008, con la aprobación del RD de Instalaciones Nucleares y Radiactivas,  se establece la obligación del Consejo de Seguridad Nuclear de crear un catálogo y, parece que ya está más cerca. Cuando se pongan a contar, las cifras nos resultarán alarmantes.

El Real Decreto, no solo buscaba la categorización sino también la búsqueda de soluciones para estas áreas contaminadas. Entre ellas limitar sus usos mientras no se proceda a la corrección de sus niveles de contaminación.

Además de lo dispuesto en él, la  Ley de residuos y suelos contaminados de 2011, dispone una serie de obligaciones y la práctica de determinados asientos registrales en el Registro de la Propiedad.

Impone a los propietarios de fincas en las que  se hubiera realizado alguna actividad potencialmente contaminante la obligación de declararlo, haciéndose constar por nota marginal en el Registro de la Propiedad.

Además, en el caso de titulares de explotaciones que realicen actividades potencialmente contaminantes, la obligación de remitir al órgano competente de la Comunidad Autónoma la información necesaria para la declaración de suelos contaminados. Quedando obligados a realizar cualesquiera actividades para su descontaminación y recuperación.

Una vez realizadas las labores de limpieza y considerado descontaminado por el órgano competente, se procederá a la cancelación de la nota marginal.

PASAR A LA ACCIÓN

La teoría muy bonita, pero ¿por dónde vamos a empezar? Desde AmbientalGFM os animamos a que nos preguntéis vuestras dudas sobre vuestros terrenos.  Pondremos en marcha un proceso efectivo que facilite la determinación de los niveles de contaminación y comenzar las terapias de recuperación de la salud de nuestros  montes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.